ALARGAMIENTO DEL PENE.

Existe gran variabilidad en la medida del pene considerado “normal” considerándose las medidas habituales entre los 8 y los 18 cm en erección. En términos médicos sólo se consideraría patológico el pene cuya medida fuese inferior a los 8 cm.

Existen fundamentalmente dos técnicas para alargar el pene: la mecánica y la quirúrgica y tanto una como otra permiten conseguir una capacidad de alargamiento entre 2 y 4 cm siempre y cuando el diagnóstico y la selección del enfermo sea el adecuado.

La mecánica consiste en la utilización de un aparato de tracción durante 8 h diarias y un período de 6 a 10 meses.

La técnica quirúrgicaes una herramienta eficaz en manos expertas, pues se realiza bajo anestesia loco regional y con apenas 6h de estancia en la clínica, consiguiendo de forma inmediata el alargamiento peneano. Se secciona el ligamento suspensorio y los ligamentos laterales o cuneiformes con lo que se consigue “extraer” el pene fuera del cuerpo consiguiendo un aumento de la longitud visible del pene. La técnica quirúrgica de alargamiento del pene tiene efectos más rápidos que el extensor mecánico. Es un cirugía sencilla que requiere solamente de 6-8 h de ingreso. En ocasiones, al mismo tiempo que se hace el alargamiento, se puede hacer el engrosamiento del pene. No es una intervención dolorosa Se recomiendas evitar tener relaciones sexuales durante 4 semanas.

La técnica quirúrgica también puede acompañarse de los ejercicios de estiramientos manuales o del uso de un extensor mecánico con el fin de consolidar y, si cabe, aumentar lo conseguido en la cirugía.

Ambas técnicas pueden utilizarse bien cuando el pene es inferior a los 8 cm, o bien cuando estando dentro de unas medidas normales, el paciente no está satisfecho con el tamaño de su miembro y le provoca problemas fundamentalmente de autoestima.

En nuestro centro estudiamos de manera INDIVIDUALIZADA cada paciente o para poder aconsejar la mejor solución a cada caso. Acumulamos amplia experiencia en la realización de este tipo de cirugía con unos resultados satisfactorios.

ENGROSAMIENTO DE PENE.

En ocasiones existen penes con una longitud normal (aprox.13 centímetros) pero con un diámetro por debajo de los 2 centímetros: son penes muy delgados, o simplemente el paciente no se encuentra a gusto con su imagen y decide adquirir más grosor.

Tradicionalmente se realizaba el engrosamiento con grasa del propio paciente para lo que había que realizar una liposucción previa.
Las desventajas de esta técnica eran la morbilidad de la liposucción (fajas, hematomas abdominales etc…) y el hecho que la grasa se reabsorbe de manera desigual dando lugar a grumos antiestéticos.

En nuestro centro utilizamos ácido hialurónico de alto peso molecular, que inyectamos en el tejido subcutáneo. No produce grumos, al ser una sustancia biocompatible no da problemas de rechazo.

El procedimiento se puede realizar de manera ambulante con anestesia local sin ingreso. El acido hialurónico se reabsorbe (20-25%) a los 12-15 meses pudiéndose reponer si fuera necesario.