¿CÓMO DIAGNOSTICARLO?

A partir de los 45 de manera anual se recomienda realizar un chequeo urológico con independencia de la presencia o no de síntomas miccionales.
- Determinación de PSA (Antígeno Prostático Específico): El nivel de PSA nos informa del riesgo de tener un cáncer de próstata. El PSA se relaciona con la edad y el tamaño de la próstata. Los valores elevados de PSA (> 4 ng/ml) no implican necesariamente la presencia de tumor, sino de una mayor posibilidad.
- Exploración rectal (valoración tamaño, consistencia, forma).
- Ecografía Urinaria abdominal o Transrectal (Riñones, Vejiga y Próstata).

En el caso de encontrarse niveles sanguíneos de PSA elevados (>4 ng/ml), en relación con tamaño y edad se recomienda realizar una Biopsia de Próstata para confirmar o descartar la presencia de tumor, ya que el PSA puede elevarse también en procesos benignos tanto inflamatorios como infecciosos.

PCA3
En los últimos años se ha desarrollado un nuevo test mucho mas especifico del cáncer de próstata que el PSA. Las biopsias realizadas a varones por presentar PSA >4ng/ml presentan un alto porcentaje de resultados negativos en (80% entre 4-8ng/ml).
EL PCA3 es un gen especifico no solo de la próstata sino del cáncer, presenta una especificidad del 75% (comparado con el 35% del PSA). El PCA3 se determina en orina tras un masaje prostático (urólogo).

¿En qué consiste la Biopsia de Próstata?
La Biopsia de próstata ecodirigida (BP) es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza con anestesia local y por vía transrectal. No requiere ingreso es un procedimiento ambulante y bien tolerado por el paciente.

Con la ayuda de un transductor transrectal de ultrasonidos (ecógrafo tranrectal) se obtienen 8-10 cilindros de tejido prostático de las zonas prostáticas donde se asientan con mayor frecuencia los tumores para su estudio patológico.

Algunas complicaciones leves frecuentes son la hematuria siempre transitoria, sangrado rectal también leve y temporal síntomas urinarios leves y hemospermia. En alguna ocasión aparece infección urinaria o fiebre e incluso septicemia.