CISTITIS, INFECCIÓN DE ORINA.

Las infecciones de orina (ITU) representan un problema sanitario importante dada su enorme frecuencia (sólo superada por las infecciones respiratorias), sus posibles complicaciones y consecuencias a largo plazo.

Se define ITU a la presencia, desarrollo y multiplicación de microorganismos en orina (más de 100.000 bacterias por ml de orina).

Se entiende como CISTITIS a la ITU no complicada. Es mucho más frecuente en la mujer. Los síntomas son: aumento e la frecuencia miccional, sensación de urgencia miccional, escozor y sensación e micción incompleta, en ocasiones aparece hematuria (SANGRE en la orina).

Existen situaciones especiales que presentan características de frecuencia, intensidad o gravedad mayores constituyen Infecciones urinarias complicadas: Embarazo, presencia de cálculos urinarios, pacientes prostáticos, pacientes ancianos, pacientes inmunodeprimidos, malformaciones urinarias, manipulaciones médicas previas (operaciones, sondajes…).

El diagnostico es microbiológico en un contexto y el tratamiento antibiótico.

INFECCION DE ORINA EN LA MUJER

Más del 60% de las mujeres sufren alguna infección del tracto urinario a lo largo de su vida, la mayoría de las veces leves, con escasa clínica y fácilmente tratables. En la mujer prácticamente todas estas infecciones se limitan a vejiga y suelen responder bien al tratamiento apropiado prescrito por un médico de atención primaria Es conveniente en estos casos realizar un estudio detenido y concienzudo para intentar descubrir la causa que provoca esta alteración, pues sólo entonces será posible un tratamiento de garantía.

Los microorganismos habitualmente implicados son gérmenes intestinales presentes en el área genital y perineal (E. Coli, Proteus sp., Klebsiella sp., Enterococcus faecalis, etc).

Las ITU aparecen con más frecuencia en el embarazo, cálculos renales, alteraciones en la anatomía normal del tracto urinario, diabetes o cualquier otra enfermedad que disminuya las defensas sistémicas y locales del paciente. Estas circunstancias no sólo facilitan la aparición de infecciones de orina de repetición sino que a menudo conllevan infecciones complicadas que precisan de atención urológica especializada.