EYACULACIÓN PRECOZ.

¿PADEZCO DE EYACULACION PRECOZ?
Usted puede asumir que sufre de eyaculación precoz si presenta uno o más de los siguientes síntomas:

     - Incapacidad para controlar la eyaculación.
     - Eyacular antes o pocos minutos después de la penetración (menos de 5 minutos).
     - Eyacular antes de estar listo para hacerlo o de haber satisfecho a su pareja.

Las causas pueden ser diversas.

EYACULACIÓN PRECOZ
Podemos diferenciar las siguientes causas:

Hipersensibilidad en el glande
Muchos hombres que sufren de eyaculación precoz tienen un glande hipersensible y por tanto sienten mucho. Al menor contacto, se produce la eyaculación.

Ansiedad
Muchos otros pacientes eyaculan rápidamente por encontrarse en un estado de ansiedad, nerviosismo o tensión, sea por un encuentro sexual con una nueva pareja o como resultado de fallos anteriores. El individuo, consciente de que en ocasiones anteriores ha eyaculado rápidamente dejando insatisfecha a su pareja, se siente presionado a durar más, y esto hace que se sienta más tenso y ansioso, lo que a su vez lo induce a eyacular rápidamente otra vez, generando un círculo vicioso.

Aprendizaje defectuoso
Otro factor causante de la eyaculación precoz es la falta de aprendizaje del control eyaculatorio. Esto es común en individuos que tuvieron sus primeros encuentros sexuales en situaciones que los obligaban a "terminar" rápidamente, como por ejemplo en el asiento trasero del coche o en casa de los padres. Cuando el individuo finalmente se encuentra en circunstancias que le permiten disfrutar de relaciones sexuales sin apuros, continúa eyaculando rápidamente, y se convierte en un hábito difícil de abandonar.

Disfunción eréctil
Aunque parezca sorprendente, la eyaculación precoz también puede ser causada por un problema de erección. Frente a la incapacidad de mantenerla, el varón eyacula rápidamente como un acto reflejo, para poder alcanzar el clímax antes de la pérdida completa de la erección. En estos casos, es común que al tratarse el problema de la disfunción eréctil, desaparezca la eyaculación precoz.

TRATAMIENTO EFICAZ DE LA EYACULACIÓN PRECOZ
Existen diversos tratamientos para el eyaculación precoz, dependiendo de la causa del problema. Los tratamientos pretenden retardar la eyaculación lo más posible, y permitir mantener la erección incluso después de haber eyaculado.

En ambos casos, el objetivo es:

- Que usted se acostumbre a mantener relaciones sexuales más prolongadas, hasta que éstas se conviertan en la regla y no en la excepción.

- Si su problema lo origina un glande hipersensible, permitirle la práctica sexual prolongada para así fortalecer la piel del mismo, disminuyendo su sensibilidad, de la misma forma en que caminar con los pies descalzos hace que se pierda la sensibilidad en la planta de los pies.

- Que usted se relaje y deje de preocuparse en retardar la eyaculación. Ello le permita disfrutar del sexo sabiendo que la eyaculación ya no es un problema.

- Restablecer su auto-confianza, al saberse capaz de satisfacer a su pareja.

En general, los tratamientos para la eyaculación precoz son de corta duración. Los pacientes experimentan mejorías desde el inicio del tratamiento, ya sea en relación a la duración del coito como en el control eyaculatorio. Se pretende que el individuo aprenda a controlar su eyaculación en forma natural y no dependa más de medicamentos o tratamientos. Una vez conseguido el control eyaculatorio, es muy raro sufrir una recaída. El tratamiento consiste en la mayoría de las ocasiones en combinar fármacos con técnicas psicológicas. Sólo excepcionalmente puede ser necesaria la cirugía (neurotomía selectiva).

En nuestro centro se utilizan las más modernas técnicas conductuales individuales y en pareja combinadas según los casos con los más vanguardistas tratamientos farmacológicos. La revolución y el éxito del tratamiento de este proceso se basa en la terapia conjunta andrólogo-sexológica combinando nuevos fármacos que producen un retraso en el reflejo eyaculatorio junto a un trabajo psicoterapéutico de pareja paralelo que conlleva un aprendizaje y entrenamiento en nuevas técnicas y ejercicios.

Con estas novedosas técnicas es posible conseguir un éxito cercano al 95% de los pacientes con un periodo de terapia que oscila entre los 3 y los 6 meses. Si se padece esta patología lo más importante es consultar con el especialista lo más pronto posible, pues aumenta la posibilidad de curación.