ONCOLOGÍA / TUMORES UROLÓGICOS.

El diagnóstico precoz es el factor determinante del pronóstico y de la posible curación del cáncer urogenital.

Para ello son necesarios: una pronta consulta con el especialista y disponer de las técnicas diagnósticas más modernas (TAC, RNM resonancia nuclear magnética, ecografía de ultima generación, laboratorio de Microbiología y Patología.)

Cáncer de riñón / Cáncer de vejiga / Cáncer de testículo.

CÁNCER DE RIÑÓN.

Cáncer de riñón     Cáncer de riñón

El cáncer de riñón supone el 3-5% de los tumores. Ha aumentado su incidencia y diagnóstico debido al profuso uso de métodos de diagnóstico por imagen (ecografía , TAC, Resonancia RNM) que permiten un diagnóstico precoz y en ocasiones son hallazgos “incidentales” asintomático.

A pesar de ello casi un tercio presentan metástasis en el momento del diagnóstico o las presentarán en el futuro (metástasis metacrónicas).

La sintomatología es variable, aunque la mayoría de las veces carece de clínica específica. Cuando aparece la hematuria, el dolor tipo cólico, etc, habitualmente son ya casos avanzados. El diagnóstico precoz es fundamental para poder emplear técnicas curativas.

En nuestro centro contamos con las más modernas técnicas diagnósticas y con una amplia experiencia en el tratamiento quirúrgico radical y curativo de este tipo de tumor:

- cirugía laparoscópica,
- y/o crioablación del cáncer de riñón
- cirugía clásica abierta (indicada en el tratamiento de casos complejos o avanzados).

CÁNCER DE VEJIGA.

El cáncer de vejiga presenta una elevada incidencia en España casi 10.000 nuevos casos al año. Es la 3º enfermedad en el hombre y la 10ª en la mujer.

Los factores de riesgo relacionados son la edad y sobre todo el tabaco, cistitis crónica, litiasis vesical y algunas sustancias de los tintes de pelo o pinturas.

Habitualmente produce clínica precozmente en forma de síndrome irritativo, polaquiria y sobre todo hematuria.

En nuestro instituto disponemos de las más modernas técnicas de diagnóstico: cistoscopio flexible y rígido con ópticas de alta resolución, cistoscopio con luz azul, técnicas inmunohistoquímicas de detección precoz, estudio citológico por patólogos experimentados, ecografía de alta resolución, UIV, URO-TAC y URO- RM.

Una vez diagnosticado el tratamiento inicial pasa por la resección transuretral, fotocoagulación con láser. La mayor parte (80%) son tumores superficiales pero el 75% de los tumores recidivan a los 5 años siendo muy importante el seguimiento posquirúrgico.

El abanico de posibilidades terapéuticas en esta enfermedad es amplio y variado y requiere de un estudio personalizado y continuado. Los urólogos de nuestro instituto poseen amplia experiencia en todas las técnicas existentes para el tratamiento de este tipo de tumor.

CÁNCER DE TESTÍCULO.

Patología relativamente frecuente en adultos jóvenes, aunque algunos tipos son más frecuentes en adultos añosos.

Existen diferentes tipos histológicos con diferentes implicaciones terapéuticas y pronósticas, muchos de ellos con manejo específico tras la cirugía.

Como en cualquier enfermedad oncológica el diagnóstico precoz es importante. Es fundamental la autoexploración. Ante la existencia de cualquier bulto extraño, nuevo, punto doloroso o alteración en la forma, tamaño o consistencia testicular es importante consultar con el urólogo para realizar las exploraciones oportunas, pues puede tratarse de un proceso banal y sin trascendencia o tratarse de un tumor en cuyo caso es mandatario actuar de forma rápida y eficaz.

Una ecografía testicular y una analítica de sangre son suficientes para una aproximación diagnóstica inicial fiable.

Ya diagnosticado, el tratamiento inicial pasa por la resección testicular y en algunos casos tratamientos quimioterápicos coadyuvantes, con unas tasas de curación cercanas en nuestra serie al 100%.