LÁSER DE PRÓSTATA.

Láser Verde

La gran complicación que presenta la cirugía convencional que era la hemorragia . El LASER ha supuesto una revolución en el tratamiento de la hipertrofia prostática ya que se realiza sin apenas sangrado, minimizando los riesgos y complicaciones derivadas de las perdidas sanguíneas como eran las transfusiones ,las infecciones, etc.

En la actualidad los láseres de última generación LASER de TULIO y HOLMIO presentan mucho mayor potencia y precisión que los anteriores (verde/rojo) posibilitando una mayor rapidez y permitiendo obtener material para biopsia.
Es una técnica mínimamente invasiva con un periodo de hospitalización de 24 horas, siendo dado de alta el paciente sin sondaje (ausencia de sangrado ), pudiéndose incorporar a la vida laboral y familiar casi de inmediato.

El tratamiento con LÁSER permite tratar todo tipo pacientes (independientemente del tamaño de la prostata), incluso en pacientes de alto riesgo quirúrgico (por edad avanzada, o padecer enf ermedades cardíacas, diabetes u otras enfermedades acompañantes o con tratamientos anticoagulantes o antiagregantes).

PRÓSTATA.

Próstata

La próstata es una glándula del tamaño de una nuez situada debajo de la vejiga rodeando a la uretra, que forma parte del aparato urogenital masculino.

La principal función es la secreción de sustancias (liquido prostático) que forman parte del fluido seminal, dando a este una mayor fluidez, facilitando su paso por la uretra en la eyaculación y sirviendo de nutriente para los espermatozoides.
La próstata también segrega sustancias como el zinc, enzimas, prostaglandinas y ácidos orgánicos que tendrían una misión de defensa frente a infecciones e inflamaciones.
Hasta la pubertad la próstata permanece pequeña y sin actividad. En la adolescencia comienza su crecimiento influida por la testosterona, proceso que no se interrumpe hasta los 75- 80 años

La glándula prostática puede presentar 3 tipos de patología:
1. Infecciones – Prostatitis
2. Prostatismo o crecimiento benigno del tejido prostático
3. Cáncer de próstata.